Albercas Naturales

Aunque tener una piscina siempre implica un importante consumo de agua, existen las que son más “ecológicas” que otras. Es el caso de las conocidas como “albercas naturales” o “naturalizadas”, que se caracterizan por reproducir a pequeña escala el mismo proceso de depuración del agua que se da en los ríos y los lagos naturales. De este modo, no es necesario utilizar productos químicos ni artificiales.

El proceso de depuración es sencillo. La alberca se divide en dos zonas –la de baño y la de jardín acuático-, que no necesariamente deben de estar la una al lado de la otra (lo que permite que hagamos albercas interiores). El agua de la zona de baño es bombeada hacia el jardín acuático, que debe ocupar un tercio del espacio total. La zona de regeneración está compuesta por una fuente o un salto de agua (para oxigenar el agua), por un lecho de grava (que evita el paso de sólidos) y por plantas acuáticas (las raíces de las cuales se encargan de la extracción de nutrientes).

Sumergirse en una alberca natural es parecido a hacerlo en un estanque o en un río. Como es obvio, el agua no tiene un color tan azul como la que está tratada con cloro, pero es más saludable y permite que vivan y beban de ella ciertos animales. Estas son, sin embargo, prácticamente las únicas diferencias entre esta tipología de albercas y las convencionales, porque el acabado de obra puede ser el mismo si se desea.

Construir una alberca natural no tiene por qué salir más caro. Todo depende de los materiales que se usen y del acabado que se quiera. No obstante, a igualdad de condiciones, suelen valer un 25% más, que es el costo de construir un jardín acuático anexo. Contrariamente, el mantenimiento es más económico porque el propietario se ahorra el tener que comprar cloro. El único aspecto que debemos de tener en cuenta es que el jardín acuático requiere de ciertos cuidados, que son muy similares a los de un jardín común y corriente.

Las albercas naturales representan una de las técnicas que reduce en un gran porcentaje el impacto ambiental, al omitir el uso de químicos, además de que podemos lograr paisajismo de nulo impacto visual, integrando nuestros diseños a las zonas de selva y cenotes, logrando mantener la belleza de la naturaleza en nuestros proyectos.

Geometría Sagrada El lenguaje de Dios

Todo en el universo proviene de una misma fuente, se ha creado a través de unos principios básicos, desde un átomo hasta una galaxia siguen un mismo patrón, unas proporciones, la matemática de la vida. La proporción áurea o llamado número de oro (Phi 1,618033988749….. ), es uno de estos patrones que la naturaleza sigue para crecer proporcionada y eficientemente.

Continuar leyendo

Diseño para todos

La accesibilidad es una necesidad para personas con discapacidad permanente o temporal y una ventaja para todos los ciudadanos. Uno de los objetivos del diseño universal es permitir que todas las personas, sin excepción, puedan desplazarse con seguridad tanto en el hogar, en las calles, parques, museos, edificios públicos, etc., disminuyendo los riesgos de accidentes, lo que les da seguridad y reduce la exclusión intencional y afectaciones psicológicas, porque el humano es un ser social y no se entiende fuera de la sociedad.

Continuar leyendo

Tendencia cemento: cocinas hechas de materialidad estética

El sector del interiorismo y la arquitectura ha apostado por uno de los materiales más sencillos para crear ambientes exclusivos. Una paradoja que convierte el acabado inspirado en el tradicional cemento en el mejor aliado a la hora de crear espacios de carácter industrial, minimalista e incluso rústico. Un material que ofrece infinidad de aplicaciones y acabados, adaptándose a diversos estilos decorativos sin ningún esfuerzo.

Continuar leyendo

Bambú como Aliado

El bambú es una planta que se utiliza desde hace 6,000 años para muchos fines. Como crece muy rápido su uso para la construcción tiene grandes beneficios en comparación con otros materiales como la madera que tarda mucho más en crecer para poder ser usada. A pesar de que la planta de bambú puede aumentar su altura un metro por día, la rigidez se logra a los tres años de maduración. Mientras que un árbol tarda al menos una década en poder ser aprovechado, en ese tiempo habremos podido cortar dos veces cañas de bambú para ser utilizadas. Esto impacta en el bajo costo que implica su uso y además en el sentido ecológico pues ayuda a evitar la deforestación de los bosques que causa graves daños al planeta.

Continuar leyendo