La restauración de arrecifes y el Coral Cuerno de Alce (Acropora palmata)

La restauración de arrecifes consiste en asistir en el proceso de recuperación de dicho ecosistema con acciones para reestablecer o rehabilitar las condiciones idóneas para su preservación.La restauración de arrecifes consiste en asistir en el proceso de recuperación de dicho ecosistema con acciones para reestablecer o rehabilitar las condiciones idóneas para su preservación.La restauración de arrecifes consiste en asistir en el proceso de recuperación de dicho ecosistema con acciones para reestablecer o rehabilitar las condiciones idóneas para su preservación.

Continuar leyendo

¡Mantengamos limpias nuestras playas!

Desde el inicio de la vida, los océanos nos han provisto de recursos vitales para nuestra existencia, siendo el oxígeno el más importante. Sin embargo, la basura creada por la actividad humana representa hoy la mayor amenaza para la salud de nuestros mares y playas, y por consiguiente, para las criaturas que ahí habitan. Un claro ejemplo de esta amenaza es la que viven las tortugas marinas, especies de gran importancia en la cadena alimenticia y excelentes indicadoras de la salud de nuestros mares.

Continuar leyendo

El coral Cuerno de Alce en Quintana Roo

Los corales son animales invertebrados que se clasifican como cnidarios y son parientes de las medusas y las anémonas. Si bien existen muchos tipos, podemos distinguirlos en dos grandes grupos: los corales blandos y los corales duros.

Continuar leyendo

Vedas para especies pesqueras en Quintana Roo

VEDA, es el acto administrativo por el que se prohíbe llevar a cabo la pesca en un periodo o zona específica, establecido mediante acuerdos o normas oficiales, con el fin de resguardar los procesos de reproducción y reclutamiento de una especie. (Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables).

Existen diferentes tipos de vedas:
Permanente: en la que no se puede aprovechar el recurso en ningún momento del año, de forma indefinida.
Temporal fija: establecida por un periodo definido, el cual se repite anualmente.
Temporal variable: establecida por un periodo definido, el cual se actualiza anualmente.

En Quintana Roo, tenemos veda de 6 especies, entre las que se encuentran el caracol rosado, el pulpo, la langosta, el camarón de altamar, el tiburón y el mero.

Periodos de veda según cada especie:
Caracol rosado: todo el mes de febrero y del 1 de mayo al 30 de noviembre.
Langosta: del 1 de marzo al 30 de junio.
Pulpo: del 16 de diciembre al 31 de julio.
Camarón de altamar: del 1 de junio al 15 de octubre.
Mero: del 1 de febrero al 15 de marzo.
Tiburón: del 1 de mayo al 30 de junio.

El consumo de estas especies en las fechas indicadas es penado por la ley. La veda es un corto espacio de tiempo que nos beneficia a todos y, por lo tanto, es responsabilidad de todos.

La pesca es una actividad muy variada, donde se puede encontrar pescadores de supervivencia (aquellos que capturan presas para consumo personal y familiar), pescadores comerciales, pescadores recreativos y los deportivos. Finalmente, también encontramos al consumidor. Para los pescadores respetar la veda es necesario y obligatorio. Esto podrá garantizar un incremento en sus ingresos una vez ésta concluya. En el caso del consumidor, su responsabilidad con la misma es no consumir la especie en cuestión o exigir a su distribuidor (supermercado o restaurante) su certificado de origen.

Con los periodos de veda, el ecosistema recibe un descanso en las zonas de pesca, se recuperan las áreas de arrastre y las diferentes especies de peces.

La veda ha demostrado ser efectiva para la recuperación del recurso. Además, su implementación por parte de las autoridades y su acatamiento por parte de pescadores, comerciantes y consumidores, trae múltiples beneficios para cada uno de ellos, así como para el ecosistema y el mismo recurso.