Menos carne en pro del medio ambiente

La agricultura industrial es una amenaza para el suministro mundial de alimentos, y la ganadería impulsada por este modelo contribuye al problema ambiental más serio de nuestra era: el cambio climático, la reducción de la superficie forestal, la pérdida de biodiversidad y la contaminación del aire, tierra y agua. El alto consumo de carne agudiza además el problema del hambre, porque grandes cantidades de alimentos, como granos y soya terminan en la cadena de producción industrial de carne.

Continuar leyendo