La importancia de la ayuda terapéutica de tanatología y logoterapia

Durante nuestra vida vamos sufriendo cambios significativos y superando etapas, todas ellas importantes para cubrir por completo la experiencia de vivir. La naturaleza del hombre le teme al cambio, y aunque el cambio siempre es progreso, para el hombre significa temor a lo desconocido por venir, es decir, a la muerte, que es inevitable para todo ser vivo. Las etapas de crecimiento de nuestro cuerpo físicamente marcan el paso de una etapa a otra, acompañadas de cambios emocionales e intelectuales en nuestra vida hasta llegar a la vejez. También experimentamos cambios y circunstancias que nos parecen difíciles de superar, pero nos vamos acomodando y no tomamos consciencia, porque nos duelen y no queremos sufrir de más.

Continuar leyendo

Fibra dietética fundamental para la salud bucal

Incluir en tu dieta alimentos ricos en fibra es fundamental para asegurar la salud de tu boca, porque contienen muchas vitaminas que ayudan a prevenir la placa y la caries dental, además de evitar futuros problemas en las encías y el esmalte de los dientes.

Entre los alimentos fibrosos más conocidos y consumidos figuran algunas frutas (manzana, pera y guayaba); algunas verduras y hortalizas (brócoli, pepino, zanahoria); cereales integrales (arroz integral); frijoles (alubias y garbanzos); frutos secos y almendras con cáscara.

“Estos alimentos fibrosos, como requieren un tiempo más largo para masticar y moler las fibras, ayudan a eliminar las impurezas de la superficie dental. Además, producen una mayor cantidad de saliva que auxilia en la auto higiene dental”.

Pero no solo los alimentos fibrosos se consideran aliados de los dientes. El limón y la naranja, por ejemplo, también son muy saludables para la salud bucal. Una de sus ventajas es que son ricos en vitamina C. La falta de esta vitamina en el cuerpo puede generar encías sangrantes. Además, el limón es astringente, bactericida y fungicida. También funciona como un antibiótico y blanqueador dental.

El consumo de alimentos ricos en calcio también es una buena opción para cultivar una buena salud bucal, ya que ayudan a que los dientes sean más fuertes y resistentes.

Otros alimentos que ejercen la función opuesta de la fibra y se deben evitar, son: los azúcares, las grasas e hidratos de carbono porque se adhieren más fácilmente a la superficie del diente y contribuyen al proceso de la formación de caries. Cuando se toman bebidas con azúcar y comen alimentos a base de almidón, se alimenta la placa que puede causar problemas en tu boca.

Si bien algunos alimentos pueden causar caries, otros pueden ayudar a combatir la acumulación de placa. Los alimentos ricos en fibra estimulan el flujo de saliva, que es una defensa natural contra las caries. La saliva no sólo elimina las partículas de alimento y limpia tu boca, sino que además, aproximadamente 20 minutos después de comer algo, comienza a neutralizar los ácidos que atacan tus dientes. Las frutas y verduras frescas, como la zanahoria, la manzana y el apio, no sólo contribuyen a estimular el flujo de saliva, sino que también ayudan a remover la placa de los dientes y a refrescar el aliento.